Inicio / Torrevieja / Rutas / Ruta marinera


Puerto de Torrevieja (RM)


Ruta marinera - El Puerto de Torrevieja




Desde principios del S. XIX el puerto de Torrevieja se convirtió en una de las necesidades más apremiantes, tanto que los grupos políticos utilizaban la construcción del mismo como una importante arma electoral. La flota mercantil y pesquera crecía constantemente, lo que hacia necesaria la construcción de espigones que resguardasen a las flotas de los fuertes vientos de levante y lebeche. Hasta la construcción del puerto de Torrevieja, todo el embarque de la sal se hacía en la pedanía de La Mata, hasta que en 1768 se traslada a Torrevieja, que por aquel entonces ya contaba con unas 106 familias. El famoso geógrafo Cavanilles, explica perfectamente las características del antiguo puerto:

"La bondad de la sal y el bajo precio en que se vende a los extranjeros atrae a los navegantes de las naciones europeas y puebla de buques aquella rada. Contiguo al Cabo Cerver, mirando al sudeste, se ha ido formando una población llamada Torrevieja, donde veinticinco años hace había tres familias y actualmente ciento seis".


EL MUELLE MINGUEZ



Este puerto, todavía sin espigones de protección, estaba situado entre el inicio del dique de levante y el rincón que constituye Cala Cornuda, rada de reducidas dimensiones que incluía las actuales Avda. de la Libertad, Plaza Capdepont y Castelar, su fondo estaba formado por un lecho de arena y algares, lo que ofrecía mejores condiciones que la antigua rada de La Mata. Por este motivo, en el año 1802 se ordena el traslado de la administración salinera a Torrevieja.

El arranque del antiguo muelle, denominado "Muelle Mínguez", se encuentra en el actual bar La Marina. Junto a esta caseta se almacenaban los remos de los veleros y sus escalamos. Era un punto de reunión de chiquillos que esperaban en aquel punto la llegada de los botes, comprometiéndose a baldear a cambio de poder pasearse y aprender a remar. Si paseas por la zona observarás las antiguas escaleras de este muelle, todavía conservadas.

"Hállese este casi en el comedio de la ensenada, y es una plaza espaciosa terminada en un muellecito, todo bien enlosado y limpio. Alrededor de la plaza corre un muro y en aquel recinto van echando la sal como desde un segundo piso, conducida allí con carros desde la salinera. Los hombres destinados a cargar las lanchas de sal, la transportan a ellas desde la plaza sirviéndose de expuertas... es el espacio inicial de las Eras de la Sal, que atrae a los visitantes y puebla de buques aquella rada".

Ya por aquel entonces existía una tremenda actividad marítima, con un total de 852 buques matriculados entre el año 1844 y 1845. En el mismo bienio zarpan 772 con 7234 hombres, siendo su principal destino las Américas y, en concreto, la isla de Cuba, a la que se llevaba principalmente tejas. Tráfico marítimo en el que influía una vieja actividad local: el contrabando, formado fundamentalmente por tabaco proveniente de Gibraltar.

Desde el año 1856 se suceden numerosos proyectos de puerto, dependiéndose entonces sobremanera de los vientos de levante y lebeche, este último en sensible menor medida. Durante la Primera Guerra Mundial nos encontramos con la fase culminante de la actividad marítima torrevejense, ya que las naciones beligerantes como Francia empiezan a demandar alimentos. En estas fechas la Memoria de la Asociación General de Navieros Españoles de 1918 señala un total de 214 compañías y da noticia de los correspondientes a Torrevieja, destacando entre ellas Parodi Hermanos. Tras la primera contienda mundial la flota mercante torrevejense entra en declive, al superar los vapores las expectativas de los veleros torrevejenses. No se ha de olvidar tampoco el desarrollo de puertos vecinos como Alicante y Cartagena, lo que hizo que el puerto torrevejense se configurase como un puerto monofuncional: la exportación de sal.

El puerto seguía abierto a los importantes vientos de levante, lo que limitaba en demasía la actividad marítima. Tras numerosos proyectos no es hasta 1920 cuando se adopta el modificado del ingeniero Diamante (1921). La contrata se subasta y es adjudicada a Escurra, por unos 6 millones de pesetas, comenzando las obras el 1 de Marzo de 1924. El proyecto queda configurado en dos alineaciones frente a las tres inicialmente propuestas y se descarta la construcción de muelles adosados, así como el ferrocarril que lo uniría con las salinas. La Guerra Civil agudiza las crisis anteriores y el tráfico marítimo se restringe sensiblemente.


EL DIQUE DE PONIENTE



En 1951 se produce el arriendo de Unión Salinera a la Nueva Compañía Arrendataria de las salinas de Torrevieja, lo que desembocó en un compromiso del Estado para la construcción de un dique dedicado al embarque de la sal. Nace así el dique de poniente, que hoy es el actual embarcadero de la sal, divisable desde el dique de levante. La construcción de este dique fue muy costosa, ya que se topó con una losa que dificultaba el dragado seriamente. Mediante detonaciones controladas de dinamita se intentó solucionar el problema, pero tras numerosos intentos, la compañía adjudicataria desiste y no logra los calados propuestos.

Nos queda así una superficie resguardada de unas 100 hectáreas, que se abren al mar a través de una bocana de orientación SW de unos 200 metros. El fondo de la bahía esta formado por el denominado cascajo, alguero y fango, debajo del cual encontramos un subsuelo compuesto por rocas calizas y areniscas. En la actualidad su principal función es la salinera y la deportiva, esta última en auge, disminuyendo la importancia de antiguas actividades, como la pesca.

AUDIO
El puero de Torrevieja (mp3) (2497 KB)
The Torrevieja port (mp3) (2728 KB)
Le port de Torrevieja (mp3) (2489 KB)
Hafen (mp3) (2790 KB)




Pagina generada por última vez: 15-07-2010 (12:14)
Código XHTML validado CSS validado
© 2014 AYUNTAMIENTO DE TORREVIEJA
Inicio | Contactar | Aviso Legal