Plaza de la Constitución, Torrevieja

Imagen
plaza de la constitución

Ubicación

 Pl. de la Constitucion, 2A

Torrevieja
Accesibilidad
Teléfono
965 71 02 50

Es el centro de Torrevieja. Su mismo corazón. Se lo puedes preguntar a cualquiera. Siempre te van a mandar a la Plaza de la Constitución. A la Glorieta. La Vieja Dama de la ciudad. Vestida de palmeras y buganvillas, solo ella, con el Ayuntamiento, con la Iglesia, es centro geográfico y de poder. Más que centro se diría, y se diría con toda propiedad, que es epicentro, como corresponde a tierra tan curtida en terremotos. Porque de ella, que es alma y latido de esta ciudad que creció más grande de lo que a lo mejor debía, irradia la vida que hacen los torrevejenses.

Nació la plaza cuando no había más que unas pocas casas agrupadas en la periferia de una Vieja Torre. Desde entonces, serena y comprensiva, contempla su historia, la grande y la pequeña. Porque por ella se mueven las gentes y las historias de vida de las gentes, espacio como es de encuentros y despedidas. Espacio de tradiciones y costumbres, imprescindible en las fiestas que le recuerdan todavía a Torrevieja que es un pueblo y que puede sentirse como tal, con orgullo.

Acogedora y maternal, La Glorieta se da toda en sus bancos, en su fresco de verano, en sus «solecicos» que hacen frente al frío. Remanso de prisas y ajetreos. Escenario de juegos infantiles después del colegio. De amores que se cogen de las manos, que se besan, que se pierden.

También de soledades que descansan sobre sus característicos azulejos, yema de huevo y negro, y se van con el mismo cansancio que llegaron. Atalaya para ver salir las procesiones, para celebrar las bodas, bautizos y comuniones. Para fotos familiares. Para despedir a los que mueren.

Horarios

Abierto 24 horas

Más información

Más información

Cuando el afamado promotor inmobiliario de «las viviendas del 1,2,3,» puso el dinero para realizar una remodelación de la Glorieta a mediados de los noventa -nadie sabe a cambio de qué-, se retiró la dura piedra que tenía antes como pavimento, pero se renovaron los manises con su peculiar naranja, se recuperó la fuente central y se descartó el casi obligado aparcamiento subterráneo. Y quedó casi igual que antes.

Aunque hasta los años setenta albergó la biblioteca municipal en el hueco que ocupaba una antigua fuente retirada- según alguno dice-, porque un niño se ahogó en ella.

Que también guarda sus secretos esta plaza y alberga en su interior varias galerías subterráneas -parece que intactas-, que sirvieron de refugio en la Guerra Civil frente a los bombardeos de la aviación italiana.

A la ciudad cosmopolita y multicultural no interesa, de momento, reabrir y poner en valor. Pero esa misma Torrevieja cosmopolita y multicultural se sigue mostrando tal cual es, y cada Nochevieja torrevejenses de éste y otros acentos, de ésta y de otras tierras, encuentran en la Glorieta centenaria su espacio para vivir.

Enlaces de interés